Tema 1: El prana es el Dios más alto.

Sobre la fuerza vital

Se gastan millones de rupias en preparar un ídolo de oro, o de lo que sea, del metal más precioso; pero si yo no tengo la fuerza vital, ¿qué me importa a mí si el ídolo está hecho de tierra o de oro? ¿O que haya siquiera un ídolo? Mientras la fuerza vital está aquí, ya sea en una condición de operatividad idónea o no, ya esté sana o enferma, el cuerpo está vivo.

Pero una vez que la fuerza vital se va, la persona está muerta; por consiguiente, todo depende de la fuerza vital.

¿Le gustaría hacer preguntas? ¿Quién está preparado para hacer preguntas? El que ha hecho una profunda amistad con esta fuerza vital y con esta consciencia, es el que comprende la importancia de la fuerza vital hasta el extremo de que ama a la fuerza vital como a sí mismo, y no a su identificación con el cuerpo.

El que tiene este amor y no se ha identificado a sí mismo con el cuerpo, ese ha conquistado todo, y sólo una persona así está preparada para hacer preguntas. La unión con esta fuerza vital no es en modo alguno diferente del amor por esta fuerza vital, por la compañía de la fuerza vital; es decir, esta unidad es amor.

La fuerza vital, el amor y la consciencia son todos uno en esencia. Use su cuerpo para funcionar en el mundo pero comprenda lo que el cuerpo es.

El cuerpo es sólo un instrumento para ser usado: usted no es el cuerpo.

Usted es el principio sempiterno, sin tiempo y sin espacio que da senciencia a este cuerpo. Éste es el principio más secreto y a la vez más simple en lo que concierne al conocimiento espiritual.”

Nisargadatta.

¿Qué es el prana?

El prana es el vehículo de los sentimientos. Así se afirma en la tradición Védica.
Prāṇa es una palabra en sánscrito que significa ‘aire inspirado’ o energía vital.

Al igual que Manas, que es la sustancia mental que impregna todo el espacio, prana es el medio por el cual los pensamientos pueden viajar desde una mente hasta otra.

Si no pudieramos verbalizar nuestros pensamientos, estos podrán ser transmitidos indiscutiblemente a través de prana.

Sin prana, el vehículo físico perecería. Las vibraciones del prana psíquico en la substancia mental produce el efecto dinámico del pensamiento. Existe una conexión íntima entre el pensamiento y la respiración puesto que la mente y el Prana se relacionan estrechamente.

El prana es energía, la energía vital en nosotros, la vida en nosotros.

Clases de prana

Existen cinco tipos de praná (aire):

praná, que se identifica con la energía de los pulmones. Controla la zona entre el diafragma y la garganta y está asociado al elemento aire. Mantiene la función de los órganos vitales, sobre todo el corazón.
udana:  o también llamada la energía del sistema nervioso. Si está equilibrada nos hace sentir ligeros y sin preocupaciones. Controla la zona de la garganta y la cabeza, además de la función muscular y de los sentidos. Cuando hay un desequilibrio de udana nos cuesta dar forma a las ideas y comunicarnos con eficacia.
Aparece ya en el Atharvaveda (11, 8, 4), el cuarto libro más antiguo de la India, de fines del II milenio a. C.
viana: es el aire que circula o se difunde por todo el cuerpo. Asociado con el elemento agua, Vyana es como un prana de emergencia que mantiene el sistema en funcionamiento cuando falla algún otro prana.
samaná: La energía del fuego digestivo. Influye en la digestión y también en la vida emocional y la gestión de las emociones. Se mueve principalmente entre el ombligo y el corazón. Ayuda a separar los nutrientes de las toxinas y si no trabaja correctamente, el cuerpo no puede eliminar toxinas. Circula al nivel del ombligo y es esencial para la digestión de los alimentos.
apaná: La energía de Apana realiza un movimiento descendente y elimina lo que el sistema no necesita. Trabaja con los riñones, el intestino, la vejiga, etc. Es además una energía muy importante para el proceso de reproducción. La falta de Apana nos puede hacer sentir desmotivados, perezosos y hasta confusos.


PRACTICA DE RESPIRACIÓN CONSCIENTE.

“Este experimento concientivo tiene como finalidad que tomes conciencia de los niveles profundos y sutiles del prana, empezando por nuestro cuerpo físico y siguiendo por nuestro cuerpo vital, para poder despertar el flujo de vida y conectar más hondo con nuestro estado de conciencia unitivo”


Resumiendo

En resumen, el prana es energía, energía cósmica, y nuestro primer encuentro con ella es en el cuerpo físico.

Se manifiesta primero como respiración, y luego va manifestándose como otras formas de respiración: influencias, magnetismo, pensamientos, vida, creación, ser.

Enumero estas 7 clases de formas que adopta el prana porque el ser humano es multidimensional. Éste está constituido por 7 cuerpos distintos:

  1. el físico,
  2. el etérico,
  3. el astral,
  4. el mental,
  5. el espiritual,
  6. el cósmico, y
  7. el nirvánico

Pues bien, cada uno de ellos tiene su propia respiración, excepto el útlimo, inhalación y exhalación.

Su equivalencia en términos de prana son:

  • FÍSICO: INHALACIÓN – EXHALACIÓN (ENERGÍA FÍSICA)
  • ETÉRICO O VITAL: APEGO – AVERSIÓN (ENERGÍA VITAL)
  • ASTRAL: FORTALEZA – DEBILIDAD (MAGNETISMO EMOCIONAL)
  • MENTAL: FLUIDEZ – CREENCIA (ENERGÍA DEL PENSAMIENTO)
  • ESPIRITUAL O CAUSAL: VIDA – MUERTE (FRONTERA DISOLUCIÓN DEL EGO)
  • CÓSMICO: CREACIÓN – DESTRUCCIÓN ( ENERGÍA UNIVERSAL)
  • NIRVÁNICO: SER – NO SER (CONOCIDO- INCOGNOSCIBLE)

En todos ellos existe este movimiento o vaivén que explica la polaridad manifestada en el Universo, la dualidad y a través de los cuales, el estudio aplicado del manejo del prana, nos impulsa hacia esferas de conocimiento de nosotros mismos más profundas y amplias que iremos investigando en este curso.

consequat. efficitur. Phasellus leo. Lorem Aliquam ut nec