Tema 3: Agradar al Quinto Elemento, despertando la Conciencia Objetiva.

Sobre la Conciencia Objetiva

Hablar de la Conciencia es referirnos a algo intangible y que no es en absoluto un objeto de conocimiento.

Solamente sabemos que somos conscientes, y por tanto, sabemos que somos porque somos conscientes.

La Conciencia no es un objeto de estudio, pero sí de investigación.

Sólo a través de la mente y la experiencia la Conciencia es Conocida.

Todas las palabras son conceptos, por consiguiente toda comunicación hablada o escrita es conceptual.

Todo este curso es conceptual, pero apunta a lo que no puede ser conceptualizado. Como ejemplo, nosotros distinguiremos entre la Consciencia-en-movimiento, o fenómeno, y la Consciencia-en-reposo, o Noúmeno.

Éstas no son distinciones reales porque todas las distinciones no son más que conceptualizaciones.

La Consciencia siempre es una e indivisa.

“La realidad es lo que es, sin conceptualización.

Sin embargo, la realidad externa es sólo un concepto y no puede ser demostrada. Aunque es útil para la comunicación, para la salud, y para la supervivencia, no representa la Realidad, y por consiguiente traerá sufrimiento si se toma como real.

El sufriendo viene porque la realidad externa parece estar separada de mí, lo que significa que yo parezco estar separado de él.

Mientras me sienta identificado con un yo separado y objetivo, seré incapaz de comprender mi verdadera naturaleza y sufriré.”


JUEGOS Y EXPERIMENTOS CON LA CONCIENCIA.

Cierra los ojos y vea cómo la percepción nunca es la misma en cada momento.

Ahora, abre los ojos y de nuevo ve cómo la percepción todavía nunca es la misma en cada momento.

Por último, ve cómo la mente intenta crear un sentido de permanencia formando el concepto de objetos separados y estables a pesar de que la percepción misma es impermanente.

 


La Conciencia.

“No imagine que se trata de un usted individual,

no hay más que el juego de la consciencia universal”

Nisargadatta

.

 

 

Mientras tú duermes, en el otro hemisferio,

media humanidad, está despierta.

No sólo el hombre

sino la naturaleza y los animales.

 

Mientras tú estás despierto,

el otro hemimundo descansa.

 

Pero existe algo

que nunca descansa.

Eso es la Conciencia que ilumina sin cesar

todo este mundo sin sustancia.

 

Si vives en ella

no hay día ni noche, ni luz ni oscuridad,

es un azul oscuro profundo

que te recuerda que el mundo

está huérfano.

 

Cuando lo comprendes plenamente

tú no eres imprescindible

para el desarrollo de las actividades diarias.

Ello funciona con una exactitud perfecta,

para recordarte

quién es el director

de este juego sin principio.

 

No me digas que no lo sabes,

es absurdo que

algo tan íntimo

puedas haber olvidado.

 

Párate del todo y reconoce,

lo que siempre supiste

aunque en algún momento

relegaste a un segundo plano.

 

Mía es tu vida

y mío es tu destino.

Unidos de la mano

te llevaré a buen puerto,

donde el descanso

que hasta ahora conoces,

será solo un lejano reflejo

del esperado encuentro.

(Extracto del libro “Vivencias en la Intemporalidad, palabras dictadas desde la Nada”)


Escucha este video y medita en las palabras y el mensaje.

 

Preguntas:

 

¿Cuáles son algunas formas específicas en las que cualquier sentido de separación conduce al sufrimiento?

¿Hay algo en su mente o cuerpo que pueda estar seguro de que existe tanto si lo observa como si no?

¿Hay algo en su mente o cuerpo que no cambia?

¿Hay algo en su mente o cuerpo que pueda predecir con certeza?

¿Hay alguna cosa en absoluto de la que pueda estar seguro?

 

elementum venenatis, id at sed mattis